Uno de las graves problemáticas que afrontan los productores de nuestro país, tiene que ver con la importación de todo tipo de productos, para el caso alimentario no es la excepción, el campesinado pero también quienes producen en la áreas urbanas a partir de productos campesinos y que desde sus economías populares se articulan a las economías campesinas, vienen siendo muy afectados por los tratados de libre comercio.

El trabajo en el campo es extenuante, requiere de paciencia y tiempo, y casi siempre no se valoran los conocimientos, esto se ve reflejado en las condiciones injustas en la comercialización de los alimentos, la retribución que reciben a cambio de los productos de su trabajo.


La dedicación y el amor por la tierra y el buen alimento.



Precios justos para un trabajo invaluable.



Recordemos que los productores campesinos y campesinas tienen una relación muy cercana con la tierra, viven para ella y de ella, nosotros dependemos de esa relación, por lo tanto dependemos de cada uno de ellos. Si fortalecemos sus economías familiares y comunitarias tendrán mejores posibilidades de progreso, de educar a sus hijos e hijas, de sacar adelante sus proyectos personales y comunitarios, de crecer en distintos sentidos junto a sus familias.

No solo es acceder a un producto para nuestro beneficio y salud, es entender que somos parte cómo consumidores, de un circuito que será importante para la continuidad de la vida en nuestro planeta, la agonía del sistema convencional y el mercado, no tienen a donde más acudir en búsqueda de su falsa sostenibilidad. Hoy el reto es reconocer y apoyar a nuestra gente, a nuestro campesinado y a quienes cultivan y transforman en cada rincón del país el alimento que sostiene nuestras vidas.


¿Quieres saber como apoyar al campesinado?

Visita los mercados campesinos, orgánicos, agroecológicos y étnicos de tu región, también al artesano y a quienes desde sus economías populares transforman los productos campesinos y desarrollan sus proyectos urbanos, construyendo la economía desde la solidaridad y la confianza.


¡Visita y disfruta nuestro mercado virtual!

Esta alternativa tiene como objetivo posicionar, visibilizar y comercializar los productos de decenas de campesinos y campesinas, agricultores, transformadores, artesanos y artesanas que tienen la convicción de producir para la vida, cuidando el medio ambiente y protegiendo las economías y los saberes de lo local.

¿Tienes preguntas? Escríbenos 🙂